Una casa de playa sin grietas ni fisuras
Se trata de una casa de playa de 220m² de pura vanguardia en sintonía con el paisaje natural que ofrece el barrio residencial de Costa Esmeralda, último balneario del Partido de la Costa. Esta vivienda se encuentra construida con un sistema eficiente y sustentable. Redefibra aportó sus mallas para evitar grietas y fisuras en dicha obra.
 

El  diseño arquitectónico de esta vivienda se definió a través de medios estructurales mínimos y de rápida ejecución: un sistema constructivo liviano de entramado de acero – Steel Frame –, revestido exteriormente con placas de cemento, otras revestidas con piedra natural y otras con revoque plástico, a cargo de la empresa Quimtex1 Express, quienes realizaron todos los revestimientos exteriores e interiores. La empresa ARQSTEEL SRL estuvo a cargo de la ejecución esta obra.

En esta vivienda se utilizaron las mallas de fibra de vidrio REDEFIBRA caracterizadas por su alta resistencia a la tracción, adecuado tratamiento antialcalino y por su inigualable capacidad impermeabilizante junto a la línea de productos de Quimtex1 Express. Este material, inalterable en el tiempo es sumamente apropiado para este tipo de obras que se encuentran expuestas a diferentes condiciones climáticas durante todo el año.

Las principales funciones de la malla de fibra de vidrio son: aumentar la resistencia al impacto, prevenir las grietas y mejorar la integridad de los revoques y la terminación. Las mallas de fibra de vidrio han sido especialmente diseñadas para absorber las dilataciones producidas por los cambios bruscos de temperatura, evitando que llegue a fisurarse el revoque que lo recubra.

Por todas estas características, REDEFIBRA logro imponerse como un producto clave en las diferentes etapas de esta  obra.

Este proyecto arquitectónico posee un sistema de calefacción central, energía alternativa con grupo electrógeno, aislaciones de techo, de muros, revestimientos de piso y pared con porcellanatos.

El diseño de la vivienda es descontracturado y moderno, sutilmente minimalista caracterizado por  el  predominio color blanco en todos sus ambientes con detalles en colores cálidos y naturales.

Esta casa resalta la excelencia en los materiales utilizados y su diseño arquitectónico, arrojando como resultado una casa de playa moderna y confortable para así poder disfrutar del paisaje que ofrece Costa Esmeralda.